Meizu MX4

Pablo 22 Octubre 2014 2


meizu-mx4-hands-on-2014-09-02-11-1

El último teléfono de Meizu, el MX4 es el low cost de los teléfonos inteligentes. Cuenta con un procesador MediaTek octacore a 2,2 GHz y una GPU PowerVR. Cuenta con una cámara de 20,7Mpx de Sony que soporta vídeo 4K con un flash de doble LED.

Tiene una pantalla IPS LCD con tecnología Gorilla Glass 3, una batería de 3100 mAh. El soporte LTE está bastante limitado a algunas bandas fuera de China, aunque son un poco decepcionante, pero este teléfono realmente no está destinado a ser utilizado mucho fuera de China.

El procesador MediaTek es rápido, y la pantalla es muy buena, fácilmente a la par con cualquiera de la gama alta de paneles IPS. La cámara es en realidad bastante buena, y la calidad de su fabricación parece sólida. Así, mientras que la placa posterior del teléfono es de plástico delgado, todo el marco es de aluminio y la batería no es extraíble, de modo que el MX4 es muy rígido pero también bastante agradable de sujetar.

La duración de la batería es sorprendentemente decente. Meizu todavía debe optimizar un poco más el hardware. Los materiales utilizados con el teléfono han sido bien seleccionados. Tenemos una estructura de metal, dentro del cual se encuentra el dispositivo, y una carcasa de plástico especialmente suave en la parte trasera. El metal también se utiliza en las teclas de volumen y encendido, las cuales proporcionan una excelente respuesta táctil.

El hecho es que el Meizu MX4 sigue siendo un gran ejemplo de las marcadas diferencias entre el mercado chino y el “resto del mundo” cuando se trata de teléfonos inteligentes. El iPhone tuvo y sigue teniendo una profunda influencia en el diseño de teléfonos inteligentes y la cultura en China, pero modelos como el MX4 son un claro ejemplo de que los fabricantes del gigante asiático están tratando de imponer su propio estilo, creando sus propios modelos con diseños muy atractivos y prestaciones que no tienen nada que envidiarle a los que fabrican los creadores occidentales.

Tiene una gran pantalla, una cámara bastante buena, y con las actualizaciones y optimización que su chip de ocho núcleos MediaTek ofrece, podría convertirse en toda una referencia para la creación de futuros dispositivos.